ARCHIVO DE POST.

sábado, 5 de enero de 2008

EL OTRO ROSTRO DE MIAMI

Miren este rostro, su edad debe oscilar entre los 65 y 70 años de edad, quizás más... Una vida que se pierde entre las brumas de la pobreza, un ser humano que sobrevive diariamente en un habitat millonario, uno de nuestra propia especie que se encarga de desmentir en un entorno de luces y galas regidas por la riqueza "de los pocos" , ese sueño americano que proclaman "los elegidos" a grito vivo, enalteciendo los valores de la "santa sociedad de mercado"
Qué le sucedió a este sr. que ha llegado a los niveles más bajos de la sociedad mercantilista?

Dejó el mismo de ser un producto de ese mercado?
El valor de su fuerza de trabajo no rendía los beneficios que el dueño le exigía.?

Fué la droga, el espejismo de sus engañosos reflejos quien lo sometió a este modo de vida?

De todas formas, la sociedad en que vive, es culpable de que él y miles como él, vivan el final de
sus vidas como "homeless" ... Países considerados "potencias" económicas y militares que critican, acusan, atacan, en nombre de la democracia, a gobernantes
que tratan de eliminar la miseria del subdesarrollo entronizado por obra y gracia de la política seudo liberal, seudocristiana y seudodemocrática, incluso, lo bloquean, le cierran el paso, lo encadenan y vituperan hasta la saciedad tan sólo porque toman las medidas necesarias para lograr la eliminación de toda esta desgracia.
Rostros como estos, separados del conglomerado social dentro del cual viven, son los rostros hambrados y enfermizos de la otra Miami, la que esconde y usurpa para el festín de los cada veza más ricos, los medios masivos de comunicación.
Solamente por este ejemplo Miami no pude ser el espejo del tercer mundo.

FOTO TOMADA DE "EL NUEVO HERALD"

(Jueves 3, dic. 2008)

2 comentarios:

Lee Death dijo...

No sé si la desigualdad social tendrá fin en el mundo que vivimos, si el hombre dejará la hipocrecía y habrá, algún día mejor distribución de la riqueza sin que nadie se aproveche del prójimo, pero me conformo con soñar que puede ser. Al menos en Cuba eso ha dejado de ser un sueño, no?


saludos

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

En Cuba la Seguridad Social es un hecho desde antes de venir el bebé al mundo ya la madre está recibiendo gratuitamente todos los cuidados ginecológicos necesarios para un parto feliz. No acabo de entender qué
bandera alzan estos disidentes, sino tienen un programa político-social-económico. Acaso el mismo programa de 1902 con otra Enmienda que pisotee la soberanía de la Nación?